La flexibilización de las medidas de restricción a la movilidad y la mayor liquidez de los consumidores en medio de los masivo s retiros de fondos de las AFP han seguido impulsando las ventas de autos nuevos.

De acuerdo a los datos dados a conocer por la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC) en julio se comercializaron 38.226 unidades de vehículos livianos y medianos lo que representó un aumento de 233,6% en comparación al mismo mes del año pasado.

Con ello acumularon cinco meses de incrementoss, alcanzado su mayor nivel de ventas desde septiembre de 2018.

Pese a que la baja base de comparación ha ayudado a impulsar las cifras, si el resultado de julio se contrasta con julio de 2019, periodo que no estaba afectado por los efectos negativos de la pandemia y el estallido social, el aumento es de 21,5%.

En términos acumulados, hasta el séptimo mes del año el sector automotor ha registrado la venta de 217.082 unidades nuevas representativas de un incremento de 90,1% con relación al mismo período equivalente de 2020.

Inversión de emprendedores y personas

“Estos resultados se pueden explicar tanto por factores económicos como sociales. En el caso de los primeros encontramos las buenas perspectivas de recuperación económica que se han registrado producto de la flexibilización del Plan Paso a Paso, que ha permitido un alza histórica de 20,1% en junio del Imacec,″, dijo la ANAC.

/