La crisis económica que trajo aparejada la pandemia de coronavirus en cada rincón del planeta ha puesto sobre la mesa la necesidad de cuidar cada moneda. Es así que para realizar compras inteligentes y hacer prevalecer el dinero a través del tiempo, muchas personas se han vuelto expertas en descuentos.

En este contexto también se ha incrementado exponencialmente el uso de métodos electrónicos para realizar compras y pagos de servicios sin la obligación de apersonarse en entidades bancarias ni comercios de cualquier tipo de rubro. Estos nuevos mecanismos brindan además una serie de descuentos imperdibles.

Cuando se habla de descuentos en Chile no deberían dejar de mencionarse las ya conocidas jornadas de “Cyber Monday” y “Hot Sale”, por nombrar solo algunas. Mucho se dice respecto a estos eventos: ¿son realmente precios rebajados? ¿Únicamente pueden realizarse compras con tarjeta de crédito? ¿Son sólo rubros específicos? Es importante despejar todas estas dudas para saber aprovecharlas: cada descuento suma.

Rebajas, cuotas y 2×1

Continuamente pueden verse en los medios de comunicación y en la vía pública numerosos avisos y afiches que publicitan todo tipo de ofertas. Es probable que al tipear “descuentos Chile” o “dcto en (determinado producto)” las opciones se multipliquen en Internet. Ahora bien, ¿cómo filtrar esa información y entender cuáles son los beneficios que no se pueden dejar pasar?

Para realizar compras inteligentes, ahorrar dinero y aprovechar los verdaderos descuentos es importante atender algunas cuestiones. Después de incorporar una serie de tips, las alertas se prenderán de manera automática. Por ejemplo:

– Realizar una lista de prioridades

No se comprarán elementos que no se necesiten solo por encontrarlos con un gran porcentaje de descuento. Es importante no dejarse llevar por los grandes letreros e ir en busca de lo que realmente se precisa.

– Destinar presupuesto

En la misma línea, puede ser clave separar dinero para el momento en que la oferta aparezca, siempre y cuando la compra no deba ser inminente. Adelantarse a las fechas es también un gran recurso para ahorrar dinero y anticiparse a los grandes gastos. Por ejemplo en las fiestas, en el día de reyes o cumpleaños.

– Suscribirse a portales de aviso

Quienes no suelen estar atentos a los descuentos encuentran un recurso muy interesante en aquellos portales donde es posible la suscripción. Para que no pasen por alto ningún beneficio, tiendas de todos los rubros pueden enviar las ofertas vía email o bajo notificaciones por las redes sociales.

– Utilizar las tarjetas de crédito de manera inteligente

La financiación que ofrecen las tarjetas de crédito es un valor en sí mismo. A través de este recurso es que muchas personas pueden acceder a elementos que no podrían costear de otro modo. Sin embargo, es muy importante estar atento a los intereses que pueden generarse en las cuotas futuras: no siempre son convenientes.

– Comparar precios antes de comprar

Siempre resulta un buen ejercicio observar los precios de los productos antes de un evento como el Hot Sale. De este modo, no solo se podrá estar alerta a las estafas, sino además conseguir los mejores productos en relación precio/calidad. Muchas veces se ofrecen con bombos y platillos ofertas inverosímiles, que fácilmente pueden hallarse en otro lugar a menor precio.

– Verificar el límite de la tarjeta

Para muchos usuarios utilizar la tarjeta de crédito para grandes montos supone una instancia más: la de aprobación. Cuando se quiere aprovechar una oferta imperdible de Cyber Monday o Hot Sale es muy importante anticiparse a estos detalles y no esperar hasta último momento para verificar el tope de la tarjeta o pedir la autorización.

Además, si la adquisición que se quiere realizar excede al valor permitido, las redes que expiden las tarjetas ofrecen un recurso de “extensión por compra” donde, de manera circunstancial, se abren los límites para que el usuario la pueda abarcar excepcionalmente. Esta opción puede gestionarse de manera online, pero a veces demora algunas horas.

/

 

 

 

/