Cada uno domina, en mayor o menor medida, las competencias nacionales de sus países. La última vez que se tuvieron enfrente, los petrodólares del conjunto inglés fueron más efectivos que el del elenco francés. Ahora, ambos equipos se enfrentarán en una prueba que excederá a lo deportivo porque también será una referencia en cuando a la calidad de la inversión.

Según el sitio Transfermarkt, el plantel del Manchester City es apenas más caro que el del Paris Saint GermainEl valor de toda la plantilla es de 1.006 millones de eurosSu jugador más caro es el belga Kevin De Bruyne, quien está tasado en 100 millones de la moneda europea. El podio lo completan los ingleses Raheem Sterling (90 palos) y Phil Foden (80). El más barato, en cambio, es el volante Patrick Roberts, en dos millones de euros.

Kevin De Bruyne, el activo más valioso del City (REUTERS)

Kevin De Bruyne, el activo más valioso del City (REUTERS)

Por su parte, el plantel del PSG está valuado en 994 millones de euros, tan sólo ocho palos menos que el City. Kylian Mbappé es uno de los grandes responsables de que el patrimonio del club francés esté peleando mano a mano: el joven de 22 años tiene un valor de 160 millones de euros, aunque al Madrid le pida más. Otros de los principales tesoros del Paris son Neymar (100 millones) y Lionel Messi (80 millones). El más accesible según el portal alemán es el volante Nathan Bitumazala, quien fue ascendido al primer equipo esta temporada.

Mbappé, el comodín del PSG (AFP)

Mbappé, el comodín del PSG (AFP)

Lo más destacable es que sólo entre sus delanteros, el elenco parisino acumula casi el 50% de su valor. Sus jugadores ofensivos tienen un costo en el mercado de 455 millones contra los 389 de los de Guardiola.

¿Quiénes son los jeques?

Mansour bin Zayed Al Nahyan, de los Emiratos Árabes Unidos, es el dueño del Manchester City desde 2008. Nasser Al-Khelaïfi es el presidente, director general y cara visible de la sociedad Qatar Sports Investments, que desde 2011 controla al París Saint Germain. Si bien los dos países están pegados en el mapa, la tensión diplomática que existe entre ambos estados es bastante importante: ningún ciudadano puede cruzar de una nación a la otra.

El del City

Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, el dueño del City Football Group. Foto: AFP.

Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, el dueño del City Football Group. Foto: AFP.

El Sultán Zayed Al Nahayan, de 49 años, es miembro de la familia real de Abu Dhabi y ministro de asuntos presidenciales del país que maneja su medio hermano. Entre otras cosas, es presidente del fondo IPIC (Compañía Internacional de Inversiones Petroleras), propietario de la Corporación de Inversión en Medios de Abu Dhabi, que fundó Sky News Arabia, y posee participación en empresas como Virgin Galactic, que planea proporcionar vuelos espaciales suborbitales tripulados. Es considerado el hombre más rico del fútbol británico, con una fortuna personal de 15 mil millones de libras, según un informe publicado en la revista inglesa FourFourTwo.

Al City llegó en 2008: gracias a la intervención de Abu Dhabi United Group, respaldado por él mismo, pagó 150 millones de libras al dueño para comprar el club y desde entonces ha invertido 1.300 millones más, según las últimas cuentas. En 2013, por ejemplo, pagó 85 millones de euros sólo en tres jugadores: Fernandinho (40 palos), Jesús Navas (20) y Álvaro Negredo (25).

Jack Grealish se convirtió en el pase más caro de la Premier. El City pagó 117 millones por él. (Foto: @mancity)

Jack Grealish se convirtió en el pase más caro de la Premier. El City pagó 117 millones por él. (Foto: @mancity)

El proyecto City de Mansour se extiende al City Football Group que, además del Manchester, posee clubes en cada continente: Melbourne City (Australia), New York City (Estados Unidos), Yokohama F. Marinos (Japón), Montevideo City Torque (Uruguay), Girona (España), Sichuan Jiuniu (China) y Mumbai City (India).

¿Y el del PSG?

Nasser Al-Khelaifi es uno de los hombres más ricos del mundo.

Nasser Al-Khelaifi es uno de los hombres más ricos del mundo.

De abuelos y padres pescadores de perlas, Al-Khelaïfi, nació hace 46 años en Doha. Y fue el tenis el que lo catapultó a ser un empresario multimillonario. No por su juego: con un récord profesional de 12 triunfos y 31 caídas, llegó a ser 995 en el ranking de la ATP y acumuló 16.000 dólares, sino porque en ese deporte conoció al hoy emir Tamim bin Hamad Al-Thani, presidente de Qatar Investment Authority (QIA), un Fondo Soberano de Inversión creado por su padre en 2005, que se ocupa de gestionar e invertir los beneficios que generan el petróleo y el gas natural tanto dentro como fuera del país.

Al emir de Qatar le gusta el fútbol y, después de haber tanteado la compra de otros clubes importantes de Europa, en 2011 impulsó la adquisición del PSG (costó 70 palos verdes), que pertenecía a la sociedad estadounidense Colony Capital, a través de Qatar Sports Investments (un desprendimiento de QIA).

Como cara visible, Al Thani designó a Al-Kelaïfi, que además reparte su tiempo entre la dirección de la Federación de Tenis, Squash y Bádminton de Qatar, es el pope de la Federación Asiática de Tenis (ATF), y fue creador en 2014 de beIN Media Group, un grupo de medios de comunicación que tiene 22 canales de televisión que se retransmiten en buena parte del planeta y, que, en algunos países, cuenta con los derechos exclusivos de la Champions. Entre todas esas inversiones, el hombre amasó una fortuna: 16.000 millones de dólares.

Al-Kelaïfi posando junto a Messi (DPA)

Al-Kelaïfi posando junto a Messi (DPA)

Y también la gastó a lo grande. Desde que llegó a París, Al-Khelaïfi desembolsó 1.304 millones de euros en compras, entre las que se destacan las de Neymar (222 palos al Barsa), Mbappé (145), Cavani (64,5) y Di María (63), firmas a las que se suman PastoreThiago SilvaZlatan Ibrahimovic