En un deslucido encuentro Boca Juniors y Racing empataron 0-0 por una fecha de la liga argentina y que tuvo como gran figura a Gabriel Arias quien salvó en varias instancias a su escuadra y fue el artífice que la academia se llevara una unidad.

El equipo de Boca, que ahora dirige Sebastián Battaglia, venía de dos alegrías, y en esta oportunidad no pudieron ante el buen desempeño del seleccionado nacional. El arquero fue la gran figura de la noche y logró un récord en gracias a su arco invicto.

Esto pues que en nueve partidos disputados en esta Liga Profesional, el chileno naturalizado recibió solo un gol, que fue en la caída 1-0 frente a Independiente por el clásico de Avellaneda jugador en el Libertadores de América, y superó la marca que tenía Marcos Croce desde la década del 20.

Además, en caso de sumar un nuevo arco invicto en la próxima fecha, rompería dicha marca.

Por Ignacio Soto Bascuñán