Así como nadie olvidará la grave crisis económica provocada por la pandemia en 2020, es muy probable que los economistas no olviden el periodo de recuperación de la actividad en este 2021.

De acuerdo al Banco Central, la economía medida con el Imacec experimentó tasas de crecimiento históricas en mayo y junio, y julio no se quedó atrás ya que registró un salto de 18,1%. Es otro avance de dos dígitos, el cuarto consecutivo.

La serie desestacionalizada, por su parte, aumentó 1,4% respecto del mes precedente y 20,0% en doce meses.

El Banco Central, más protagonista que nunca en estas horas tras la histórica alza de tasas y ad portas de presentar un nuevo IPoM, precisó que julio tuvo un día hábil menos que julio de 2020.

La expansión, que está en línea con el grueso de las estimaciones de los expertos consultados por Pulso, tiene como telón de fondo la apertura del país tras las largas cuarentenas, y el mix de los retiros de fondos de las AFP (que ya suman US$ 50.000 millones) y las ayudas estatales expresadas en bonos y el IFE Universal.

No obstante, tampoco se puede obviar la baja base de comparacíon ya que en julio de 2020 el Imacec se contrajo 11,2%.

“Todos los componentes del Imacec crecieron respecto al mismo periodo del año anterior, destacando la contribución de las actividades de servicios. Este resultado se explicó, principalmente, por la menor base de comparación de julio del año anterior, la apertura gradual de la economía y una mayor adaptación de los hogares y empresas a la emergencia sanitaria asociada al Covid-19″, dijo el emisor.

/