Economistas de Goldman Sachs Group revisaron a la baja su pronóstico de crecimiento de la economía estadounidense para este año, apuntando a un “camino más difícil” por delante para el consumidor estadounidense de lo anticipado anteriormente

Ahora se estima que la expansión general en 2021 llegará a 5,7%, escribió el economista Ronnie Walker en un informe a los clientes divulgado el lunes. Eso se compara con una expectativa de 6% publicada a fines de agosto.

Walker dijo que el crecimiento más débil se traducirá en un mayor repunte en 2022.

Goldman elevó su pronóstico para ese año al 4,6%, frente al 4,5% anterior. Al explicar la rebaja para 2021, Walker escribió que es probable que los consumidores estadounidenses gasten menos en medio de la aparición de la variante delta, el retiro del estímulo fiscal y un cambio en la demanda desde los bienes hacia los servicios.

/