El régimen chino quiere desmantelar la popular aplicación de pagos Alipay, del gigantesco grupo Alibaba, para quitarle el lucrativo negocio de los préstamos en línea, informó este lunes el periódico Financial Times.

Este servicio de pago móvil es una aplicación indispensable en China, donde el dinero en efectivo prácticamente ha desaparecido y la inmensa mayoría de pagos se hacen con un teléfono inteligente.

En plena cruzada contra lo que ven como un oligopolio de los gigantes tecnológicos, las autoridades chinas quieren dividir la aplicación en dos entidades distintas.

/