Chelsea superó como local a Zenit por 1-0, en el partido correspondiente a la primera fecha del Grupo H de la Champions League. El último campeón de la competencia trabajó más de lo debido para doblegar al equipo ruso y empezar la defensa del título con una victoria.

El único gol del encuentro lo marcó el goleador belga Romelu Lukaku, a los 24 minutos del segundo tiempo. El dueño de casa no encontraba los espacios para entrarle a una férrea defensa rival hasta que el español César Azpilicueta envió un centro perfecto para que el potente delantero enviara la pelota a la red con un cabezazo.

El tanto le dio tranquilidad al Chelsea, que pudo ampliar la ventaja con una gran jugada personal de Marcos Alonso, pero que no terminó de buena manera. El elenco londinense, eso sí, vio cómo Dzyuba pudo amargar la noche con un remate que se fue desviado.

Con los rusos volcados en ataque, Lukaku tuvo el doblete en el descuento pero Douglas Santos lo evitó con un gran cruce. Primera única vez que el belga falló, pero que finalmente terminó por darle la victoria a su escuadra.

Por Ignacio Soto Bascuñán