El Real Madrid debutó en la Champions League en condición de visita ante el Inter de Milán, de los chilenos Alexis Sánchez y Arturo Vidal, con un ajustado triunfo de 1-0 en los minutos finales.

En los primeros 15-20 minutos fue el conjunto italiano quien dominó a los blancos, el cuadro de Carlo Ancelotti se vio sobrepasado por os costados donde la dupla Darmian-Barella hizo ver mal a Nacho, central de origen, pero que en esta oportunidad jugó de lateral.

El bombardeo interista fue total y Courtois se fue convirtiendo poco a poco en una figura de su equipo salvando en varias oportunidades de caer su arco. Edin Dzeko y Lautaro acariciaron el gol, así como Skriniar con un potente cabezazo que pasó pegado al poste. El Madrid contestó mediante Militao quien también sorprendió con un golpe de cabeza.

El descanso le hizo bien a los blancos que salieron tras la reanudación con otro ritmo. Los ataques cambiaron fueron por todos lados y la defensa interista tuvo que arreglárselas desde el fondo por primera vez.

Arturo Vidal jugó desde los 65 minutos y se le vio bien en los momentos que estuvo donde trató siempre de ir hacia adelante y llegando al área, mientras que Alexis Sánchez no vio acción.

Arturo Vidal jugó 25 minutos, tocó el balón 16 veces donde 11 le llegaron a un compañero, ganó tres duelos y le cometieron un foul.

El gol llegó en los minutos finales. La jugada comenzó con Valverde quien combinó con Camavinga, quien dejó la pelota servida a Rodrygo para que marcara con un tiro mordido. Los cambios de Ancelotti funcionaron y entre Rodrygo y Camavinga fueron los artífices del triunfo

Por Ignacio Soto Bascuñán