Como un portazo a la industria. Así calificaron desde el gremio turístico los cambios recién anunciados por el Ejecutivo al Plan Fronteras Protegidas, que considera el ingreso de turistas extranjeros que cuenten con pase de movilidad. Deberán, eso sí, cumplir con una cuarentena de 5 días. Las medidas entrarán en vigencia a partir del 1 de octubre.

Que el gobierno decida abrir las fronteras a turistas extranjeros con la obligación de estar 5 días en cuarentena, pese a que tengan el esquema de vacunación completa, es igual a que hayan optado por mantenerlas cerradas. No tiene ningún sentido la medida con esta restricción, y la decisión es otro portazo que el gobierno le da a la industria del turismo”, dijo el presidente de Fedetur, Ricardo Margulis.

El líder gremial afirmó que las modificaciones no sirven para reactivar la industria turística, y para generar puestos de empleo, ya que no ven un incentivo para que los turistas extranjeros decidan venir de vacaciones al país.

Turistas concurren al Parque Nacional Reserva de los Flamencos, en las cercanías de San Pedro de Atacama. Foto: Agencia Uno.

Aquí el gobierno prefiere dejar morir a una parte de la industria del turismo y ahorrarse un costo político. Hoy no hay razones sanitarias que ameriten pedir el ingreso con cuarentena a los vacunados. Un examen PCR previo al ingreso a Chile y un test de antígeno en el Aeropuerto de Santiago, como se solicita ahora, son medidas razonables para el control de ingreso. El gobierno ha decretado con esto la muerte de la temporada alta por segundo año consecutivo”, enfatizó Margulis.

Desde la Cámara Nacional de Comercio, piden certezas sobre cuándo se permitirá el ingreso de turistas extranjeros sin necesidad de cuarentenas, ya que ponen de manifiesto que esta medida no apunta a incentivar que nuestro país sea un destino turístico.

“No contribuye a la recuperación del sector, sobre todo cuando ya estamos entrando en los meses de temporada alta, por lo que esta apertura de fronteras no va a aportar al turismo absolutamente nada. Al contrario, es un desincentivo muy fuerte a la llegada de cualquier turista internacional, ya que las personas no querrán viajar si tiene que pasar 5 días de sus vacaciones en cuarentena. Además, necesitamos tener certezas, en caso de que los casos sigan a la baja, de cuando se va a tomar la decisión de que los turistas internacionales puedan entrar sin cuarentenas”, indicó Tomás Sahli, presidente de la Comisión de Turismo de la CNC.

Advierten sobre el impacto a las pymes del rubro y a los trabajadores, ya que el sector cuenta con 230 mil trabajadores cesantes y/o acogidos al Seguro de Cesantía a través de la Ley de Protección al Empleo.

En la misma línea, Sebastián Galilea, dueño de Cinco Ríos Lodge y de Estancia del Zorro en la Región de Aysén afirma que “las cuarentenas hacen totalmente inviable el ingreso de turistas extranjeros; ya duren siete, cinco, tres o un día. Lo único que puede efectivamente evitar el colapso de nuestro sector, el más golpeado de la economía, es permitir el ingreso de turistas vacunados y con PCR; pero sin cuarentena”.

“Los turistas extranjeros no van a viajar si tienen que estar 5 días encerrados en un hotel en Santiago entonces yo veo bien dramático la situación. Se está dejando morir parte importante de la industria, no solo los lodge de pesca, sino que todos los hoteles grandes en el sur, en San Pedro de Atacama, que se mueven con mercado internacional, estamos en lo mismo, la misma incertidumbre”, agrega Francisco Vilches, dueño de Lodge Chile Trout.

/