Un muy buen arranque tuvo el Betis por la Europa League. El equipo de Manuel Pellegrini comenzó con una victoria su participación en dicho torneo derrotando nada más y nada menos que al Celtic de Glasgow por 4-2.

El equipo donde actúa Claudio Bravo empezó perdiendo el encuentro por 2-0 quedando rápidamente en desventaja, incluso Claudio Bravo evitó el tercero lo que hubiera sido una lápida, pero los sevillanos lograron remontar y terminaron quedándose con un triunfo que  los deja ilusionados con lo que puedan hacer esta temporada.

Claudio Bravo festeja uno de los goles del Betis. El capitán de la selección chilena fue una de las buenas figuras de su equipo evitando una tapada clave en el primer tiempo.

El Celtic trataba de buscar siempre a sus puntas para hacerle daño a los locales que tuvieron que manejar bien el partido para celebrar una vez finalizado el encuentro. Buen debut para Pellegrini y sus dirigidos que quedaron líderes del grupo G junto al Bayer Leverkusen de Charles Aránguiz.

Por Ignacio Soto Bascuñán