Los que esperaban que Brasil le pasara por encima a Venezuela, en Caracas, quedaron con la boca abierta cuando Eric Ramírez abrió la cuenta para los locales a los once minutos. Y casi no la cerraron, porque los favoritos no podían encontrar el camino al gol y la ilusión llanera crecía en la misma medida que avanzaba el reloj.

Pero a una de las escuadras más poderosas del continente no le puedes dejar ninguna y así se los hizo saber Marcos Aoás Corrêa a los 71′, cuando igualó las cifras. De ahí en más, los siempre favoritos en todas las competencias que jueguen se soltaron y lo dieron vuelta con goles de Gabriel Barbosa (penal a los 85′) y Antony Matheus dos Santos cuando el partido expiraba,