Charles Aránguiz fue expulsado por Néstor Pitana por doble tarjeta amarilla en el partido que Chile le ganó 2-0 a Paraguay. Sin embargo, tras su expulsión surgió de inmediato una duda. Porque con la primera amarilla, el volante chileno ya quedaba automáticamente suspendido ante Venezuela por acumulación.

Según el código disciplinario 2021 de la Conmebol: “dos amonestaciones en un mismo partido determinan la expulsión y la suspensión automática para el siguiente partido. Se cancelarán las dos amonestaciones que fueron motivo de la tarjeta roja de expulsión”.

Por lo tanto, Aránguiz estará disponible para el subsiguiente partido de La Roja, que es ante Paraguay en Asunción.

¿QUIÉN LO REEMPLAZA EL JUEVES?

Es muy conocida la importancia del Príncipe en el funcionamiento de La Roja. Por lo mismo, Lasarte ha estado probando desde ayer lunes distintas fórmulas para sustituirlo.

Tomás Alarcón es por ahora el que corre con ventaja por su buen presente en España, aunque Marcelino Núñez ya fue titular ante Perú y jugó con Paraguay. Más atrás aparece Claudio Baeza, aunque es un jugador con características más defensivas y difícilmente pudiera estar de entrada el jueves.

El otro cambio obligado sería en la defensa, porque si bien no fue desgarro la lesión de Paulo Diaz, se presume que no van a querer arriesgarlo, especialmente porque Gary Medel ya puede reaparecer tras cumplir una fecha de suspensión.

“ALEGRÍA” EN BAYERN LEVERKUSEN

En el club de las Aspirinas fue el único lugar (aparte de Venezuela, por cierto) donde se recibió con “alegría” la expulsión de Charles Aránguiz.

Esto, porque el seleccionado chileno podrá regresar anticipadamente  a Europa para ponerse a las órdenes del DT Gerardo Seoane y preparar el próximo partido ante Bayern Munich, que se juega el próximo domingo 17 de octubre en el BayArena, desde las 10:30 horas por la fecha 8 del torneo alemán y será decisivo en la pelea por quedarse con el liderato de la Bundesliga.

/