La agencia calificadora Goldman Sachs redujo este martes sus proyecciones de crecimiento en China, debido a los apagones en todo el país que afectan a millones de hogares y paralizan fábricas, algunas de las cuales abastecen a las empresas Apple y Tesla.

Al menos 17 provincias y regiones, que representan 66% del PIB chino, anunciaron alguna forma de corte de energía en los últimos meses, afectando especialmente a las industrias pesadas, según Bloomberg Intelligence.

Casi 60% de la economía china depende del carbón, pero su abastecimiento se vio afectado por la pandemia y una baja en las importaciones por una disputa comercial con Australia.

Aún así, la demanda de energía en el primer semestre de este año en China superó los niveles prepandemia, según la Administración Nacional de energía.

Goldman Sachs dijo el martes que el crecimiento económico de este año debe alcanzar 7,8%, por debajo del 8,2% previsto antes, debido a los apagones que obligaron a las industrias pesadas a cortar su producción.

/