Los retiros previsionales, demuestran que solo son utilizados electoralmente por los políticos que, con los bolsillos llenos gracias a esas personas que dicen proteger, no tienen límite al seguir mermando el ahorro individual, a cambio de ese voto electoral que le permitirá seguir gozando de privilegios económicos a costa de la pobreza de otros.

Se calcula que al ser aprobado un nuevo cuarto retiro, la edad legal para pensionarse, debiera postergarse entre 3 y 4 años como mínimo, con las consecuencias que ello implica, para recién recuperar el saldo a causa del nuevo retiro del 10% del ahorro obligatorio.

Ahora que la pandemia está mejor enfrentada, con las ayudas por todos conocidos, existe un grupo de personas para las cuales el retiro del 10% es el único ingreso a recibir. Por otra parte, hay muchos qué a estas alturas, ya no cuentan con saldo en su cuenta individual de cotización obligatoria.

Dicho lo anterior, también existen quienes no lo necesitan y aprovechan esta situación coyuntural, para retirarlo o dejarlo en la cuenta 2 de la AFP, para utilizado en cualquier momento, y también por el temor de que estos sean nacionalizados como algunos candidatos(a) firmaron una carta con ese propósito y que se encuentra en el congreso.

En nuestro país, prácticamente no existe la tendencia del ahorro voluntario, que pudiera ser pensado para educación, subsidio para una casa, futuras enfermedades, la vejez, etc. o en situaciones anormales que pudieren ocurrir, como también un cambio de gobierno que borre de un plumazo, lo que con años nos ha costado construir mes a mes y año a año.

Si las pensiones hoy siguen siendo miserables, es cosa de cerrar los ojos y visualizar que ocurrirá en unos años más, donde el costo de los retiros nos pasará la cuenta con los intereses más altos de la vida, como es una tener una vejez triste, solitaria, cara y sin pensión.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com