En un extraordinario partido válido por la 13° fecha de La Liga de España, Celta de Vigo empató de manera agónica ante Barcelona por 3-3 en el estadio de Balaídos. Ansu Fati, Sergio Busquets y Memphis Depay le habían dado la transitoria goleada al equipo de Cataluña durante el primero tiempo, pero en el segundo lapso un doblete de Iago Aspas y otro de Nolito concretaron la histórica remontada para el conjunto de Eduardo Coudet.

El primer tiempo fue todo para el cuadro que ahora dirigirá Xavi Hernández donde logró concretar tres goles a Matías Dituro y todo parecía que el partido sería un trámite. No obstante, en la segunda parte apareció toda la garra que caracterizan a los equipos de Eduardo Coudet y dieron una remontada que bien valió un triunfo.

Ya son cuatro partidos que los Blaugrana no ganan en el torneo local, dos derrotas (Real Madrid y Rayo Vallecano) y dos empate (Alavés y, ahora, Celta). Esta semana será el ex volante y capitán del equipo histórico de Pep Guardiola quien levante la moral de un equipo que no levanta cabeza en la liga.

Por Ignacio Soto Bascuñán