Incluso ha sido comentado por el Banco Central. Los chilenos de a poco se han ido dolarizando en medio de la incertidumbre, algo que aún representa una baja proporción del total, pero que muestra una tendencia que va al alza y que no se ha detenido.

Así, la tasa de crecimiento que ha registrado la apertura de cuentas corrientes en moneda extranjera nunca antes se había observado, al menos desde que hay registro disponible (2011) en la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Y anota récord tras récord.

Todo partió tras el estallido social. En noviembre de 2019 se abrieron más de mil cuentas mensuales de este tipo. Antes de eso, este récord solo se había anotado durante un mes, en agosto de 2017. Pero desde noviembre de 2019 la tendencia se ha mantenido sobre las mil aperturas mensuales y en mayo de 2021 se registró otro máximo: por primera vez se abrieron más de dos mil cuentas. En junio hubo otro hito: por primera vez se abrieron más de tres mil cuentas.

Y para julio y agosto, las últimas cifras disponibles en la CMF, hay nuevos récord. En concreto, la tasa de crecimiento de las cuentas corrientes en dólares marcaron un alza interanual de 37%, llegando a casi 87 mil cuentas en total. Este es el mayor incremento año contra año del que hay registro.

Según cifras que consolida la CMF, desde que hay registro en 2011 el número de cuentas no suele marcar alzas porcentuales de dos dígitos, pero ahora eso ha ocurrido todos los meses desde diciembre de 2019, y cada vez con incrementos más grandes.

/