Kylian Mbappé y Sergio Ramos marcaron en la primera parte en un fácil triunfo parisino que no le da el título aún, pues el Marsella ganó

Sendos tantos de Kylian Mbappé y Sergio Ramos dieron el triunfo al PSG en Angers (0-3), un triunfo que hace mantener la ventaja de 15 puntos al Marsella, su perseguidor en la tabla, que ganó (3-2) al Nantes e impidió que el PSG ya tenga en el bolsillo, matemáticamente, su décimo título de la Ligue 1. Quedan cinco jornadas y al PSG le valdrá un solo punto para certificar lo que es un título cantado. El PSG tiene +45 en el gol-average y el OM, sólo +22. Improbable remontada, pero posible en los números.

El partido empezó con oportunidades para ambos lados, pero pronto Kylian Mbappé impuso su ley con un buen gol en el 28′. Una pared, una conducción y un zurdazo raso. Gol número 22 del francés, que ha participado casi en la mitad de los goles ligueros parisinos. Esos 22 tantos más 14 asistencias completan participación en 36 goles, de los 75 que lleva el PSG.

El PSG había salido a la cancha sin el lesionado Messi (ni Verratti) ni el sancionado Neymar. Keylor volvía a jugar tras un mes lesionado y Pochettino sacó línea de tres defensas. El joven de 21 años Dina-Ebimbe sustittuyó al lesionado de última hora Mauro Icardi.

Antes de que acabara la primera parte, en el descuento, Sergio Ramos, que fue titular de nuevo, colocó con maestría un cabezazo tras un servicio de Di María desde el córner. Era el segundo tanto del sevillano en ocho partidos de Ligue 1.

La segunda parte ya sólo tenía una emoción: ver qué pasaba en el partido del Marsella y ver si había goleada al Angers. Lo primero se saldó con la remontada del OM, de 1-2 a 3-2, y lo segundo, con el 0-3 del PSG.

En el 68′ hubo un intento de reacción del Angers, a través de un supuesto penalti de Kehrer, pero el VAR enmendó el error del árbitro, que había señalado penalti por error. Seguía el 0-2, y el partido dormido más allá de alguna incursión de Mbappé, que quería más. Estuvo a punto de lograr el doblete con una impresionante vaselina desde 40 metros, pero no entró por poco.

Así las cosas, llegó la goleada, con el gol de Marquinhos de cabeza en otra asistencia de Di María. La defensa del Angers ya estaba muy rota y cabía esperar más goles. Pero no hubo… ni título tampoco. El joven parisino Michut fue expulsado de forma absurda… y poco más.PSG 4-0 Angers: goles, resumen y resultado del partido - AS.com

/Marca