Finalmente, este miércoles los senadores de la Comisión de Trabajo terminaron de votar el proyecto que reemplaza el Pilar Solidario por una Pensión Garantizada Universal (PGU), aprobando las propuestas del gobierno con los cambios que introdujo recientemente el Ejecutivo a petición de la oposición.

Luego de una sesión que se extendió durante toda la mañana en la Comisión de Trabajo, ahora el proyecto deberá pasar a la Comisión de Hacienda del Senado, donde también se está analizando el proyecto que financia la PGU.

En todo caso, el proyecto no se había despachado formalmente al cierre de este artículo, pues la sesión se ha extendido debido a que desde la oposición han solicitado al gobierno que se incluya en la propuesta a quienes reciben una pensión de reparación, único tema en que el gobierno se ha opuesto durante la tramitación de este proyecto en dicha instancia.

La iniciativa que aprobaron los senadores propone una PGU de $185 mil para el 80% de la población más vulnerable, donde también se extenderá parte de ese monto para quienes estén entre el 80% y el 90%.

La idea del gobierno es empezar a pagar la PGU la tercera semana de febrero si es que el proyecto logra ser despachado del Congreso este mes. Pero aún queda un nudo por terminar de zanjar: el financiamiento de esta propuesta, iniciativa que, como ya se mencionó, está siendo analizada por la Comisión de Hacienda, donde el gobierno ha estado negociando con la oposición, en pos de lo cual este martes anunció nuevos tributos para aumentar la recaudación.

El detalle y requisitos

El proyecto de PGU establece un beneficio que asciende a $ 185 mil, independientemente de si la persona está pensionada o no. Los requisitos son haber cumplido 65 años de edad, no integrar un grupo familiar perteneciente al 10% más rico de la población y acreditar residencia por un lapso no inferior a 20 años, continuos o discontinuos.

Para aquellas personas que cumplan estos requisitos, pero que tengan una pensión base autofinanciada superior a $ 630 mil pesos y de hasta $ 1 millón, el monto de la PGU disminuirá gradualmente. La progresión de reducción del beneficio estará determinada por la pendiente que resulta de la diferencia entre la pensión superior y la pensión base, respecto de la diferencia entre la pensión superior y la pensión inferior.

Esto significa que se requerirá contar con una pensión base, según el mecanismo de cálculo definido por el proyecto de ley, menor a $ 1 millón, la que será denominada “pensión superior”. Los que recibirán de forma íntegra los $ 185 mil son quienes tienen una pensión base inferior a $ 630 mil y que cumplan los requisitos.

Así, el gobierno ha dicho que los montos aproximados de la PGU serán los siguientes:

  1. Un pensionado con pensión base autofinanciada de entre $ 0 y $ 630 mil, recibirá $ 185 mil.
  2. Un pensionado con pensión base autofinanciada de hasta de $ 700 mil, recibirá cerca de $ 150 mil.
  3. Un pensionado con pensión base autofinanciada de hasta de $ 800 mil, obtendrá unos $ 100 mil.
  4. Un pensionado con pensión base autofinanciada de hasta de $ 900 mil, obtendrá unos $ 50 mil.

El monto de la PGU se actualizará el 1 de febrero de cada año y comprenderá el 100% de la variación del IPC. El ajuste se realizará anticipadamente en caso de que el IPC supere el 10%.

/gap