Luego de un positivo 2021 en que se registraron récords de ventas -impulsadas por los inéditos niveles de liquidez en la economía chilena- el mercado de los autos usados ha mostrado signos de desaceleración.

De acuerdo a un reporte de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem), en julio del 2022 se registraron transferencias de 81.437 vehículos livianos y medianos usados. Se trata de una caída de 33,5% en doce meses (equivalentes a 41.093 unidades) y de 1,5 % frente al mes de junio.

En tanto, de manera acumulada, a julio de este año se han transferido 856.728 unidades, siendo esto una baja de 24,7% en relación al mismo lapso del año pasado (esto es 211.723 unidades menos).

Distinto fue lo que ocurrió con los vehículos nuevos. En julio de este año se realizaron 39.213 ventas, esto es un aumento de un 1,0% con respecto al mismo mes del 2021 (equivalentes a 385 unidades más) y de 5,2 % con respecto al mes pasado.

En el acumulado, de enero a julio de 2022, se han vendido 220.923 unidades nuevas, lo que significa un incremento del 20,5% en relación al mismo periodo del 2021, siendo esto equivalente a 45.200 unidades más.

Sobre la relación entre las ventas de autos nuevos y usados, Sebastián Calvo, gerente general de Macal, explicó que “lo que estamos viendo en la venta de autos nuevos se explica porque el año 2021 estuvo, sobre todo el primer semestre, muy afectado por la falta de stock”. Dicha falta de stock llevó a que la demanda se trasladara a los usados, que en ese período, tuvieron ventas históricas.

A ello agregó que, por el lado de la demanda, afectó también la inyección de liquidez debido a los retiros de los fondos de pensiones y la postergación del pago de cuentas y créditos.

En tanto, sobre el mercado de los autos usados, Calvo explicó que lo que está ocurriendo en ese mercado, más que un enfriamiento, “en realidad lo que estamos viendo es una normalización en los volúmenes de venta que debería estabilizarse entre las 75.000 y 85.000 unidades. Recordemos que veníamos de volúmenes históricamente altos que prácticamente duplicaban las cifras normales”.

/