Imagen

Imagen

La selección de Ecuador se ha impuesto a la de Qatar por 0-2 en el partido inaugural del Mundial 2022 en el estadio Al Khor. El combinado sudamericano ha aguado la fiesta de la inauguración a los locales y se coloca como primer líder del Grupo A, hasta que se complete con el Senegal – Países Bajos de este lunes.

La selección anfitriona, eso sí, puede presumir de haber sido la primera en caer derrotada en un partido inaugural del Mundial; un honor más que dudoso. Cabe matizar que no siempre los organizadores han jugado el primer partido, ya que eso ha sucedido en once ocasiones previas, pero se ha convertido en una costumbre reciente.

Visto lo visto sobre el césped, tampoco parece que se vaya a ampliar el registro de selecciones campeonas después de jugar un partido inaugural, tres hasta la fecha, porque ni Catar ni Ecuador han mostrado argumentos.

Valencia se exhibe en la primera parte

La ‘Tricolor’, de amarillo sobre el césped de Doha, pudo haberse estrenado pronto gracias a la escasa contundencia catarí en defensa y al regalo del meta Al Sheeb en un saque de falta lateral. Enner Valencia empujó con la cabeza un balón prolongado en el área pequeña, pero estaba en fuera de juego. La intervención del VAR fue celebrada con júbilo por la afición local, como si de un defensor más se tratara.

Al VAR se encomendaron de nuevo, sin éxito, cuando su portero derribó en el área a Valencia, siempre activo. El capitán de Ecuador se encargó de transformarlo con sangre fría (minuto 16) e inaugurar dos marcadores: el del partido y el del Mundial de Qatar.

Valencia se erigió en el héroe de los ecuatorianos al cabecear de forma impecable un centro desde la derecha de Preciado (minuto 32). El combinado de Gustavo Alfaro apenas encontraba resistencia.

Los de Félix Sánchez Bas tampoco es que hicieran mucho más en ataque. El técnico barcelonés se desesperaba en el área técnica viendo cómo sus pupilos apenas inquietaban la contraria. En el tiempo añadido de la primera parte Almoez Ali desperdició un centro bien enviado a su cabeza, aunque la jugada estaba anulada por fuera de juego.

Catar reacciona, pero sin tino

Sánchez debió dar alguna arenga en el vestuario, porque Catar salió con otros ánimos en la segunda parte y logró equilibrar un poco las estadísticas de pases y posesión. Otros ánimos, pero mismo nivel y ni un solo tiro a puerta.

Tampoco es que Ecuador hubiera hecho demasiado para anotar los dos primeros goles. En una hora solo dispararon tres veces entre palos, máxima efectividad. Una de sus virtudes es el juego a balón parado con los saques de un conocido de la afición española como Estupiñán.

Dentro de la relativa tranquilidad para los de Alfaro, la mala noticia fue la lesión de su capitán bigoleador, Valencia, a diez minutos del final.

Muntari, que había salido de refresco, animó un tanto a su afición buscando el gol de volea tras un envío en largo, pero su disparo con parábola acabo cayendo en la parte superior de la red, por encima del larguero. Ahí se acabó toda esperanza.

Imagen

/Escrito por Óscar López para RTVE

/EMG