Una entrada de tártaro de salmón, un plato de fondo de carne con papas camote y almendras, y un postre de lúcuma con castañas y una esfera de chocolate. Ese fue el menú que el pasado 10 de marzo el exPresidente Sebastián Piñera ofreció a una serie de presidentes de América Latina en el palacio de La Moneda, en la antesala del cambio de mando presidencial. ¿Sus comensales? Los mandatarios Pedro Castillo (Perú), Mario Abdo (Paraguay), Guillermo Lasso (Ecuador), Luis Lacalle (Uruguay) y el Rey de España, Felipe VI. Una cena que tuvo un costo total de $17.200.001, lo que incluyó la puesta en escena en el Patio de los Naranjos, con mesas y adornos desplegados.

El proveedor escogido fue Alimentos Izco Limitada, una empresa familiar liderada por la banquetera Amelia Correa y sus hijos Juan Pablo y Amelia Izquierdo.

Así como esta comida, por estos días se han transparentado una serie de órdenes de compra que dan cuenta de los detalles de en qué se gastaron los $636.840.000 incluidos en el presupuesto de la Presidencia de la República para el desarrollo del cambio de mando en que el 11 de marzo asumió el Presidente Gabriel Boric.

Esa ceremonia comenzó temprano en la mañana con la llegada de Piñera a La Moneda para tomarse la última foto con su gabinete. Luego partió rumbo a Valparaíso, donde en el Congreso Nacional hizo entrega de la banda presidencial a Boric. Todo el proceso incluyó variados gastos, como transmisiones audiovisuales, iluminación, ornamentación floral, entre otros.

Por ejemplo, la transmisión del evento tuvo un costo de $97.580.000 a cargo de TVTEL, empresa cuyos empleados cuentan con experiencia en otras transmisiones como cuentas públicas, el Congreso del Futuro, debates, paradas militares, etc. Esta incluyó cinematográficas tomas como un dron siguiendo a Piñera desde su casa, con vehículos con diversidad de cámaras tomando las imágenes.

La producción general del evento costó $129.088.436 y estuvo a cargo de la empresa Producciones y Tecnología AVH SpA, fundada por Sergio González Carbacho y Claudio Hidalgo Roman. Ésta involucró gastos en la producción de sonido, tarimas, controles de acceso, iluminación, amplificación, montaje, encarpado de eventos, entre otros ítems.

Cambio de mando “ciudadano”

Los contratos también incluyen el gasto de $63.574.737 para lo que el entrante gobierno denominó “cambio de mando ciudadano” y que se realizó el 13 de marzo en el parque Mapuhue, de La Pintana.

A esa actividad asistieron todos los ministros debutantes y contó con diversos músicos, como el grupo Illapu, el cantautor Gepe y la orquesta juvenil de la Municipalidad de La Pintana. También hubo otros artistas, como la actriz Amparo Noguera, quien condujo el evento, y el poeta Elicura Chihuailaf, que leyó unos versos. La empresa elegida fue WF Producciones Spa de Wanda Flores Vásquez.

Otro desembolso que se hizo fue de $404.600 en el servicio de grúa que trasladó al histórico Ford Galaxie desde Santiago hasta Valparaíso. El vehículo fue regalado a Chile por parte de la Reina de Inglaterra y desde 1970 a la fecha ha sido usado por los presidentes. En él, Boric hizo su llegada al Congreso Nacional.

También hubo otros gastos como el arriendo de muebles (toldo, cubre pisos, sillas, mesas, etc) por $23.324.000, servicios de seguridad ($5.631.080), ambulancias y paramédicos ($1.760.000), alimentación para los invitados el 11 de marzo ($9.456.250), ornamentación floral ($1.522.495), iluminación robotizada ($9.520.00), servicio de streaming ($3.927.000) entre otros desembolsos.

Desde Presidencia resaltan que el presupuesto de este cambio de mando es un “18% más bajo que el anterior”, y que al igual que los anteriores, el presupuesto comprende los gastos del gobierno saliente como el entrante. Recalcaron que al 31 de marzo, los gastos imputados a la glosa del cambio de mando iban en $239 millones.

Según se puede ver en la glosa presupuestaria del pasado cambio de mando, en 2018, ese año tuvo programado un coste de $740.431.000. Mientras que el 2014 se aprobaron $655.356.000.

/gap