Si bien el mercado inmobiliario en los Estados Unidos está atravesando un pico de actividad, son cada vez menos las compras hechas con hipotecas debido al alza en las tasas de interés.

El aumento en el interés otorgado por bancos y entidades de crédito ha hecho que disminuyan considerablemente la cantidad de refinanciaciones (personas que ya tienen una hipoteca y buscan cambiar los términos del contrato) y la búsqueda de nuevos créditos para compra.

El total de créditos hipotecarios solicitados la semana pasada en los Estados Unidos disminuyó un 6 por ciento con respecto a una semana antes. Pero el número verdaderamente impresionante es que disminuyó en un 41 por ciento con respecto a la misma semana pero del año 2021, todo de acuerdo a datos de la Asociación de Banqueros de Hipotecas.

En una semana, el contrato promedio de hipotecas a tasa fija por 30 años, que en Estados Unidos es de 647.200 dólares promedio, pasó de un interés del 4,8 por ciento a uno del 4,9. Si se trata de préstamos hipotecarios en el que el comprador pone el 20 por ciento en efectivo, los incentivos también bajaron. Se trata de la cuarta semana consecutiva en el que las tasas de interés aumentan y los incentivos disminuyen. Este mismo tipo de préstamos, hace exactamente un año atrás, tenía una tasa de interés promedio del 3,36 por ciento.

Pero la mayor caída se ve no en los préstamos hipotecarios para compra, sino en los pedidos de refinanciación de hipotecas. La tendencia a la baja en este tipo de solicitudes viene viéndose desde hace meses, pero esta semana con respecto a la semana anterior bajó un 10 por ciento. La demanda de procesos de refinanciación bajó un 62 por ciento si se comparan las cifras de esta semana con las de hace un año atrás.

Foto de archivo: vivienda bajo contrato tras recibir oferta de compraFoto de archivo: vivienda bajo contrato tras recibir oferta de compra

“El volumen de solicitudes de hipotecas continúa disminuyendo debido al rápido aumento de las tasas hipotecarias, ya que los mercados financieros esperan una política monetaria significativamente más estricta en los próximos meses. A medida que las tasas más altas reducen el incentivo para refinanciar, el volumen de solicitudes cayó al punto más bajo desde la primavera de 2019″, indicaba Joel Kan, economista experto en hipotecas a la cadena especializada CNBC.

Hace un año, del total de solicitudes de créditos hipotecarios, las refinanciaciones comprendían el 51 por ciento, hoy solo son el 38,8 por ciento.

El estable mercado laboral en el país, con un alza en los sueldos, ha hecho que el mercado inmobiliario se mueva de manera récord. Pero esto ha llevado a que haya poco inventario, y por lo tanto estamos ante un mercado donde se ofrece más dinero que el que el vendedor está pidiendo para poder comprar una propiedad. Para aquellas personas que van a comprar por primera vez, con recursos limitados y dependencia de un crédito hipotecario, comprar se está volviendo cada vez más difícil.

Además, cabe destacar que la venta de créditos hipotecarios es una industria en sí misma. Si bien viene de un período récord, el rápido declive está llevando a despidos en algunas de las compañías más grandes del país, como Movement Mortgage y Better.com.

/