El universo de las apuestas relacionadas a los resultados deportivos tiene su origen en las carreras de caballos y de galgos en el Reino Unido. Sin embargo, la explosión de este campo se dio en los últimos 20 años gracias a diversos factores, como los avances tecnológicos, la expansión del acceso a internet y las mejoras en interfaces.

De esta manera, decenas de aplicaciones y casas de apuestas se posicionaron en el mercado, logrando una variada oferta para la creciente cantidad de jugadores. Incluso algunos de los principales equipos de fútbol del mundo elaboraron convenios de patrocinio y promoción vinculados a las casas de apuestas.

Tipos de apuestas

La práctica del azar en el deporte tiene diferentes formas de juego. Algunas se basan más en los resultados precisos, mientras que otras incluyen competencias completas. Por ejemplo, en el estilo del hándicap, es posible emparejar un encuentro modificando las anotaciones de un equipo con altas probabilidades de triunfar, trasladando esas posibilidades a otro inferior.

 Otro formato similar es el hándicap asiático, donde las apuestas se definen por un trío de opciones: la victoria del local, la del visitante, y el empate. Un estilo típico del fútbol, aunque también se aplica en el rugby o el fútbol americano. Por otro lado, existen apuestas que se van modificando en directo, junto con el desarrollo del encuentro deportivo. Y, además, las que se conocen como especiales, que tienen que ver con detalles de un evento, independientemente de su resultado.

Un ejemplo es la anotación de determinado jugador, o una acción concreta que el apostador prevé que suceda. En cuanto a las ganancias, dependen de cada casa y del tipo de apuesta que se realice. En las más simples, los premios dependen del acierto del resultado. En caso positivo, el jugador se queda con el dinero, mientras que la casa gana en resultados negativos. Sin embargo, también hay apuestas combinadas, con varias predicciones a la vez y ganancias diversas que dependen de cada combinación.

Estrategias

Existen diferentes aspectos que los apostadores suelen tener en cuenta al momento de vaticinar un resultado deportivo. Detalles como la condición de local o visitante, el estado anímico de los jugadores y el historial de enfrentamiento entre los equipos suelen marcar la diferencia de un apostador principiante y uno avanzado. Claro que cada deporte tiene sus estrategias particulares, pero el fútbol es el juego más popular dentro del rubro del azar.

Chile y las apuestas deportivas

Una de las casas de apuestas más populares en los últimos años es Betano. Con sede principal en Grecia, este sitio ha llegado a Sudamérica para patrocinar diferentes clubes de fútbol de la región. Desde ya, su rubro más fuerte es el deporte del balón pié, para el cual cuenta con el apoyo de equipos populares de Brasil, como el Atlético Mineiro y el Fluminense.

En cuanto a Chile, Betano posee acuerdos con Deportes La Serena, uno de los equipos pioneros y de los más importantes del país. Por otro lado, es patrocinador de la Universidad de Chile, múltiple campeón nacional y también poseedor de una Copa Sudamericana.

/