El ministro de Hacienda, Mario Marcel, destacó el funcionamiento de la institucionalidad que le dio el no al proyecto minero-portuario Dominga, pero también lamentó que dicha iniciativa no pudiera avanzar al no cumplir con los estándares medioambientales necesarios, según resolvió el Comité de Ministros.

El rechazo de un proyecto de inversión importante sin duda no es motivo para celebrar. Lo que uno quisiera es que los proyectos de inversión salieran adelante con pleno cumplimiento de las exigencias medioambientales. En este caso, desgraciadamente eso no fue posible y así lo resolvió el Comité de Ministros, por una unanimidad al acoger las 12 reclamaciones que se habían presentado”, dijo el ministro tras la consulta sobre el rechazo a Dominga por parte de sus pares.

Además, Marcel destacó que la decisión del Comité de Ministros estaba en línea con la mirada del SEA (Servicio de Evaluación Ambiental) sobre el proyecto.

/