La novelista y maestra Ann Turner Cook, murió a los 95 años de edad.

Con solo cinco meses una vecina retrató su rostro en carboncillo y fue elegido en un concurso, dos años después, para ser la imagen corporativa de la marca de alimentos Gerber.

Ese boceto, recorrió el mundo entero, cuando los productos llenaron las góndolas de supermercados y tiendas de cientos de países.

“Su sonrisa y expresiva curiosidad capturaron corazones en todas partes y seguirán viviendo como un símbolo para todos los bebés”, dijo la compañía en Instagram.

/