Este es el mejor momento para pensionarse, con tasas altas y menor requisito para acceder a una renta vitalicia, pensión para toda la vida.

El mes pasado, muchas personas decidieron no esperar más y empezar a pensionarse, por toda la incertidumbre que se refleja en las encuestas, con respecto al proceso final del borrador de convención constituyente, que en el ámbito previsional solo ofrece incertezas e inseguridad.

Uno de los factores que influyen en no dilatar más la decisión de pensionarse, es el temor a que no se respete la propiedad de los ahorros de los afiliados y trabajadores, por la negativa constante de no haber discutido o al menos haber puesto en el plenario la iniciativa que más firma consignó, como fue “con mi plata no” por sobre las 62.000 firmas, y que 18 veces fue negada para analizarlas.

Las tazas para el cálculo de las pensiones, indicadas por el organismo fiscalizador, como es la Superintendencia de Pensiones, señala un aumento sustantivo, alcanzando a un 4,96%, y estas son infinitamente superiores desde hace más de una década. Por lo mismo, las compañías de seguros también han mejorado sus ofertas de pensión, han bajado requisitos, y hoy sólo se requiere U.F.3,00 ($100.000) para poder acceder a una renta vitalicia, que es el único ingreso de por vida.

Por otra parte, el multifondo “E” ha sido el que ha rentado positivamente, y ese es un factor determinante para los próximos pensionados. Siempre hay que ser proactivos y tomar las decisiones en el momento adecuado porque después los arrepentimientos no sirven de nada.

Las personas quieren libertad de poder elegir quien le administrará sus cotizaciones y ya quedó establecido, por declaraciones del gobierno, que no tendremos esa alternativa, y las AFP no podrán hacerlo. Todo irá a un fondo común, que se desconoce cómo se llamará, donde invertirá, si tendrá mejor rentabilidad y en definitiva quienes han trabajado toda una vida, deberán obligatoriamente entregar sus próximos ahorros a quienes nunca han trabajado, eso no es solidaridad eso es injusticia y peor aún, despedirse y olvidarse de la “herencia” para nuestra familia.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com