La agencia de calificación Fitch elevó la perspectiva de la economía de Estados Unidos a “estable” desde “negativa”, debido a una mejoría de la dinámica de la deuda pública a corto plazo, impulsada por una recuperación económica más sólida de lo previsto después de la pandemia.

Fitch dijo que espera que los ingresos del gobierno crezcan este año, ayudados por fuertes impuestos sobre la renta personal y corporativa.

La agencia mantuvo su calificación soberana en “AAA” gracias a fortalezas estructurales como el tamaño de la economía, el alto ingreso per cápita y un entorno comercial dinámico.

/