Un claro respaldo a la intervención cambiara que hoy comenzó aplicar el Banco Central, entregó esta mañana el expresidente del instituto emisor, José de Gregorio. Para el hoy decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, la decisión del ente encabezado por Rosanna Costa responde a la necesidad de “generar algún tipo de anclaje en un mercado que, en los últimos días, estaba extremadamente volátil”, y que la decisión de intervenir el mercado cambiario se hizo “como corresponde, de manera muy masiva”.

En entrevista con Radio Cooperativa, el economista ligó la extrema volatilidad vista en las últimas dos semanas, a un “ruido excesivo” que, a su juicio, provino también desde el Ejecutivo.

“El Gobierno hizo gastos por US$ 5.000 millones y eso es nada, (las intervenciones) tienen que ser muy masivas y efectivamente ha tenido un efecto importante porque algo de ruido excesivo había. No significa esto que el tipo de cambio va a volver a los $ 850 que teníamos hace meses atrás, y cosas así, pero sí que al menos la situación se va a tranquilizar. Porque estábamos, y también lo dice el comunicado del Banco Central, con muchos elementos de incertidumbre interna que iban agregando mucho mayor volatilidad”, dijo el académico.

En su análisis, parte de la incertidumbre fue responsabilidad del Gobierno. “Hace un par de semanas se le agregó mucha incertidumbre y creo que parte de esto se debió a las desafortunadas declaraciones que vinieron desde el Ejecutivo, el mercado obviamente se pone nervioso y empieza un fenómeno de intranquilidad en el mercado cambiario que no es bueno”, aseveró.

Bajo la óptica del economista, la conducción de la política monetaria en el país, tras el alza de la tasa de interés decretada el miércoles por el Banco Central hasta el 9,75%, permitirá contener las presiones inflacionarias, pero será un proceso que “se va a demorar”.

“La inflación y la política monetaria actúan en el tiempo, es efectiva, pero actúa en el tiempo y básicamente se demora porque esto empieza a desacelerar la actividad para quitar presiones inflacionarias”, comentó de Gregorio.

En esa línea, destacó que Chile comenzó a elevar el tipo rector antes que Estados Unidos, donde están “muy atrasados en subir la tasa”.

Chile se adelantó, y en ese sentido lo ha hecho bien. Uno puede discutir la dosis, pero la dirección y la intensidad ha sido la correcta porque el gran problema, y que está pasando en todas las regiones, es que la inflación se quede y se demore mucho más (en normalizarse) y los costos sean mucho mayores. Por lo tanto, el Banco Central va en la dirección correcta y no hay otra manera de hacerlo”, aseguró.

Agregó que esta medida es necesaria para impulsar una “desaceleración de una actividad que está por sobre lo normal hoy día en Chile”, ya que “no podemos seguir creciendo y manteniendo la economía por sobre nuestros niveles normales porque eso solo trae inflación”.

/Entrevista para La Tercera de Victor Guillou