La reforma previsional que el gobierno está impulsando, ya está reflejando el pensamiento del sector que simplemente no cree en la propiedad privada, ni en el esfuerzo de los trabajadores ni menos en el deseo inherente de todo ser humano, que es dejar protegida a la familia.

Al fin se sinceraron y dicen claramente, que el aporte adicional del 6%, que será de cargo del empleador, se irá completamente a un ente estatal, a un nuevo componente colectivo, y nada se  dice de un porcentaje a la cuenta individual de cotización obligatoria, es decir el estado sólo sirve para recaudar nuestros ahorros, sabiendo que es un impuesto al trabajo.

Tampoco se dice, que institución administrará ese 6% de cotización adicional. Cabe señalar, que en gobiernos anteriores, al menos se discutía, que un 3% iría a la cuenta individual y el otro restante a un fondo común, en esta ocasión el gobierno de turno va más allá de la propuesta original, y simplemente hace oídos sordos a la mayoría de las personas que quieren que ese porcentaje adicional, vaya a la cuenta individual de cotización obligatoria de cada trabajador.

Cuando se gobierna, se debe tomar en cuenta, la opinión de las personas, no sólo de los que le dieron su voto, sino de la totalidad de la gente que manifiesta su deseo que exista una ayuda de parte del empleador, que en este caso es quien aportaría ese 6% de cotización adicional, y que esta vaya en aumento de su ahorro para la vejez, sin embargo, la propuesta del gobierno va en el sentido contrario.

Los ahorrantes, que mes a mes aportan el 10% de su sueldo imponible, más la comisión que pagan por la administración de sus ahorros, ya no serán dueños de la cotización adicional del 6%, que irá a un sistema de reparto, y peor aún, tampoco será heredable, lo que significa que se pierde la propiedad de esa cotización adicional, y no se considera para su familia en caso del fallecimiento.

Un sondeo de Criteria Research sobre el destino de un aumento de los pagos previsionales, señala que sólo un 10% está de acuerdo que el 6% adicional, vaya a un ente público y un 64% se pronuncia a favor que esta se incorpore a cada cuenta individual de cotización obligatoria. Es importante escuchar la voz del pueblo, como lo dijo un día un cantante conocido. El estatismo no es del consenso nacional, por lo mismo, todos queremos libertad de elegir y que nuestros ahorros sigan siendo nuestro, con propiedad y derecho a la herencia familiar.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com