El Ipsa se irá recuperando, y los inversionistas volverán a de poco. Esa es una de las conclusiones de José Manuel Silva, director de inversiones de LarrainVial Asset Management, quien en un seminario organizado por el banco de inversión abordó este viernes las implicancias del triunfo de la opción Rechazo en el plebiscito del pasado domingo.

Según Silva, “ese cisne negro que se le apareció a Chile en octubre de 2019 está cambiando de a poco de plumaje”, y eso se da en un escenario donde “la bolsa chilena está muy barata. Si uno la mide por precio/utilidad, valor/libro, o precio/flujo de caja, bajo cualquier formato, la bolsa chilena se encuentra en su punto más barato de los últimos 20 años. Eso creo que va a empezar a cambiar de a poco”.

El socio de LarrainVial detalló que la capitalización del Ipsa está en torno a los US$90 mil millones, “un tercio del PIB Chileno, el punto más barato también de los últimos veinte y tantos años. En los años 90 la bolsa llegó a valer el 100% del PIB. Y si uno le quitará SQM al Ipsa, esto sería aún más bajo”.

Por eso es que, a su juicio, “uno esperaría que la bolsa chilena de a poco empiece a recuperar su valor en el tiempo”, y apunta a que, además del valor del selectivo accionario, la moneda está en mínimo, situación por la cual “esperaría que, en los próximos 5-7 años, de a poco estas anomalías converjan, que la moneda chilena vuelva hacia el promedio de esta larga curva y que la bolsa chilena, en términos de valorización, converja más hacia un promedio, y eso debería hacer que en dólares el retorno de la bolsa chilena en ese plazo debería ser muy positivo frente a otras bolsas del mundo”.

“Esto de a poco lo empezarán a visualizar inversionistas institucionales, tanto chilenos e internacionales. Sobre todo en el caso de los chilenos, si se afirma el sistema de fondos de pensiones, poco a poco los fondos de pensiones tendrán más confianza para ir invirtiendo en cosas de más largo plazo, como son acciones y bonos. También uno podría esperar una caída del spread de los bonos corporativos más riesgosos”, acota el ejecutivo.

Y en esa línea, recomienda: “si uno pudiera mirar las carteras de inversionistas institucionales como familias, se daría cuenta de que estamos en el punto más bajo de importancia de los activos chilenos en las carteras globales, creo que eso irá subiendo en los próximos años, y recomendaría de a poco a hacer esta alza”.