El gobierno tenía originalmente planeado ingresar al Congreso la reforma previsional en el último trimestre de este año, cuando ya estuviera totalmente zanjada la nueva Constitución. Sin embargo, los planes cambiaron en abril, cuando se estaba tramitando el quinto retiro de AFP: ahí el Ejecutivo comprometió que ingresaría el proyecto durante el tercer trimestre.

En esa línea, primero el gobierno dijo que presentaría la reforma de pensiones en agosto. “En agosto vamos a tener una propuesta para el país, para el Congreso”, sostuvo el ministro de Hacienda, Mario Marcel, el 19 de mayo. Unos días antes del plebiscito, finalmente anunciaron que todo se iba a postergar definitivamente para después de dicha votación.

Pero desde el Ejecutivo aún no comprometen públicamente nueva fecha. La semana pasada, tras ser consultada sobre el cronograma que tienen en mente, la ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, respondió que “el Presidente va a definir la fecha de presentación de la reforma previsional”.

Ahora, según altas fuentes del gobierno, la iniciativa ya no ingresará al Congreso en septiembre. Señalaron que el nuevo plan es ingresar el proyecto durante octubre. Preliminarmente, se estaría pensando que ello ocurra dentro de unas tres semanas, es decir, a mediados del próximo mes, y aunque se están afinando detalles, en términos generales el proyecto sería el mismo al del escenario previo al plebiscito. De aquí hasta entonces, el gobierno está en proceso de abrir las conversaciones y socializar el proyecto previo a su ingreso al Parlamento.

Esta postergación ocurre luego del contundente triunfo del Rechazo en el plebiscito constitucional, y en momentos en que el gobierno está tramitando en el Parlamento la reforma tributaria, que en parte irá a financiar el alza de la Pensión Garantizada Universal (PGU) que planea hacer el Ejecutivo en la reforma previsional. De hecho, la próxima semana ingresarán las indicaciones a dicho proyecto. Adicionalmente, este mes debe ingresar el proyecto de Presupuesto de la Nación al Congreso, el cual debe ser despachado a más tardar a fines de noviembre. A ello se suma la tramitación del proyecto de 40 horas que está en la Comisión de Trabajo del Senado.

El senador Luciano Cruz-Coke (Evópoli), presidente de la Comisión de Trabajo, se refirió a la reforma previsional este jueves en el seminario “Reforma de pensiones: un baño de realidad”, organizado por la Universidad Adolfo Ibáñez, donde dijo que “(el proyecto) va a entrar, entiendo que a finales de octubre o mediados de octubre, según lo que han señalado la ministra y el subsecretario, que en esta materia, debo decirlo también, son encantadores para conversar con ellos, pero son bastante elusivos en materias de fondo. Acá se habla que eventualmente va a haber un aumento de cotización del 6%, pero podría ser un 8%… No sabemos todavía, no sabemos cuáles van a ser los ejes sustanciales de la reforma”.

/