Wall Street gozó el jueves de su mejor jornada desde abril de 2020 debido a que los mercados se regocijaron con un reporte del gobierno que muestra que la inflación se enfrió el mes pasado más de lo previsto.

El S&P 500 se disparó 5,4% y el promedio industrial Dow Jones ganó casi 1.200 puntos (+3,70%) luego de que los operadores interpretaron los datos como una señal de que la peor parte de la inflación podría haber quedado atrás. El Nasdaq también se contagió del buen ánimo y subió 7,35%.

Por su parte, los rendimientos de bonos del Tesoro cayeron drásticamente luego de que el mercado de bonos se relajó.

Incluso Bitcoin registró ganancias ante la esperanza de que una desaceleración de la inflación podría significar que la Reserva Federal no tendrá que ser tan agresiva con sus incrementos en las tasas de interés. Estos aumentos han sido el motivo principal de los problemas de Wall Street este año y amenazan con provocar una recesión.

Sin embargo, la Bolsa de Santiago no se contagió del optimismo de Estados Unidos. El IPSA, el principal índice brusátil local, cerró con una caída de 0,20%.

/