La noche de este jueves fue el inicio de la edición 52° del Festival del Huaso de Olmué. Este evento comenzó con un show de obertura centrado en el baile nacional: la cueca.

Pero el espectáculo se vio afectado por las pifias y gritos de los asistentes, quienes estaban disgustados e hicieron notar su descontento.

LA MOLESTIA DE LOS ASISTENTES

Esto ocurrió a raíz de un breve conflicto que se dio en el público, porque habían algunas personas que estaban de pie, que no permitían ver a quienes estaban sentados.

Según consignó Biobio Chile en el festival, las quejas habían iniciado minutos antes de que comenzara la transmisión oficial.

El medio indicó que parte del público intentó llamar la atención de quienes estaban de pie, para que tomaran asiento, pero no hubo respuesta. Lo que provocó que el guardia del evento tuviera que intervenir y remover del sitio a algunos de los asistentes.