La cadena de moda sueca Hennes and Mauritz (H&M) anunció que recortará 1.500 empleos por la aplicación del plan de reducción de costes y aumento de eficiencia, presentado hace dos meses, tras la caída de ganancias por el cierre del negocio en Rusia debido a la invasión de Ucrania y aumento de los precios de la energía y otras materias primas.

El programa, que pretende ahorrar 2.000 millones de coronas suecas (183 millones de euros) anuales a partir de la segunda mitad de 2023, tendrá un coste aproximado de 800 millones (73 millones de euros) en concepto de cargos de reestructuración, que serán contabilizados en el cuarto trimestre.

“El programa de costes y eficiencia que hemos iniciado implica revisar nuestra organización y somos conscientes del hecho de que algunos colegas se verán afectados. Los apoyaremos en encontrar la mejor solución posible para su próximo paso”, señaló en un breve comunicado la consejera delegada de la firma, Helena Helmersson.

El grupo sueco, que cuenta con una plantilla superior a los 100.000 trabajadores, posee 4.664 tiendas en 77 países y está presente además en 57 mercados por internet.

H&M, principal competidor de la firma de distribución textil española Inditex, ganó 4.430 millones de coronas suecas (406 millones de euros) en los nueve primeros meses de su año fiscal (diciembre-agosto), un 30 % menos interanual.

La caída en las ganancias obedece al cierre de su negocio en Rusia por la intervención militar en Ucrania, que le costó 2.104 millones de coronas suecas (193 millones de euros), y a factores como el aumento del precio de las materias primas, los fletes, la energía y los costes de entrega, según consta en el balance difundido hace dos meses.

/