Que es fácil cambiar las palabras, minimizar las falencias y dar vueltas las frases acomodando los nuevamente “errores” para no decir que aún no pagan la pensión garantizada a miles de pensionado sin dar ninguna explicación verdadera.

Hay que recordar que los requisitos estaban definidos en la Ley 21.419, sin embargo, todavía muchas personas siguen quedando fuera de ese beneficio que entregó el gobierno anterior y aún no hacen efectivo ese aporte a los adultos mayores de 65 años, y que se encuentra totalmente financiado.

No basta con iniciar recién ahora, una campaña publicitaria como dice el gobierno “encontrar a quienes no se han inscrito” para obtener la PGU, sino que definitivamente es que comiencen a pagar en forma retroactiva el beneficio pendiente de pago a quienes cumplen los requisitos y dejar de poner trabas como también, cambiar los porcentajes de focalización como ha estado ocurriendo con algunos pensionados.

El tema debiera ser, enfocarse en lo ofrecido en campaña por este gobierno, de aumentar la pensión garantizada universal, al monto de $250.000 a los pensionados y no dejar de pagar los $ 193.917 actuales, sin motivo aparente para ello.

Cuando el gobierno anuncia, con bombos y platillos, que está lista la reforma previsional, me recuerda como rechazaron las anteriores, y dilataron todo atisbo de mejorar las pensiones de los adultos mayores, por lo mismo, creo que no será fácil, tratar de imponer ideas que van contrarias a lo manifestado en la última votación, por todos quienes desean seguir teniendo la propiedad de los ahorros, la herencia y el derecho a elegir un administrador público o privado.

Los gobiernos deben saber que fueron elegidos para conducir el país en beneficio de sus ciudadanos, en procurar su bienestar, entregar seguridad, ofrecer paz, tranquilidad, y políticas públicas para todos los habitantes de este país y no se puede hacer oídos sordos de la mayoría abismante que está cansada de no ser escuchados y lo demuestra en la desaprobación cada vez más alta a la gestión del gobierno que no entiende las prioridades y necesidades de las personas y especialmente de los pensionados.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com