Llegó la primera sorpresa del mundial de Catar 2022. La selección argentina comandada por Lionel Messi cayó en el debut ante Arabia Saudita por 2-1, por la primera fecha del grupo C y quedó herida de gravedad pensando en clasificar a los octavos de final.

El encuentro, llevado a cabo en el estadio Lusail, arrancó con un gol de penal (dudoso) de Lionel Messi. Sin embargo, en el inicio del segundo tiempo, Saleh Al-Shehri y Salem Al Dawsari le dieron el triunfo a los saudíes.

La Selección Argentina arrancó el partido con todo: antes de los dos minutos, Lionel Messi tuvo una clara chance ante el arquero saudí. Unos minutos más tarde, un agarrón contra Leandro Paredes en un córner, llevó a que el VAR llamara al árbitro esloveno Slavko Vincic para revisar la jugada polémica, quien terminó señalando el punto del penal. Messi abrió el marcador y dio la alegría argentina.

Arabia Saudita celebra el gol de Salem Al Dawsari para poner el 2-1. Los verdes lograron dar vuelta el marcador y conseguir una gran victoria en su debut.

El equipo de Scaloni siguió buscando y terminó con tres goles anulados por el VAR debido a posiciones adelantadas por Messi y Lautaro Martínez. Los árabes parecían responder, pero el equipo sudamericano se veía mejor y parecía ser que el segundo gol estaba por caer.

El segundo tiempo fue todo al revés. Arabia Saudita por intermedio de Saleh Al-Shehri y Salem Al Dawsari lo dio vuelta y fue lapidario para los argentinos, quienes se encontraron con una defensa saudí cerrada y bien posicionada. Finalmente el marcador se quedó así y fue una tremenda victoria para el equipo verde.

Ahora Argentina deberá ir por la victoria ante México y Polonia.

Por Ignacio Soto Bascuñán