Sí, has leído bien, a Apple no le gusta ver que tapas la cámara de tu Macbook con esos protectores que sirven para cegar la cámara, y que por norma general cuentan con una tapita que permite desbloquearla en los momentos en los que la quieres emplear. Y no le gusta hasta el punto de haber publicado un texto en la página web de soporte, en el que piden a los usuarios preocupados por su privacidad que no lo hagan y, eso sí, exponen las razones para ello, y en una primera aproximación parecen bastante razonables.

La razón por la que Apple no recomienda el uso de estas tapas en los Macbook es que, según afirman, al cerrar el portátil se pueden producir daños en la pantalla. Según afirman los de Cupertino, el diseño de sus ordenadores está medido al milímetro, y la presión que puede ejercer una tapa sobre la parte superior de la pantalla, puede ser nocivo para la misma. Además, según su tamaño y colocación, también puede interferir con el sensor de luz ambiental, lo que impide el correcto funcionamiento de algunas funciones del sistema.

En su lugar, y para velar por su privacidad, Apple recomienda a los usuarios de Macbook que confíen en el led situado junto a la cámara, y que se enciende automáticamente siempre que esta se activa. Es más, siempre se ha indicado que no se trata de una luz controlada por software, sino que recibe alimentación del mismo circuito que la propia cámara. Es decir, que si la cámara recibe la suficiente energía como para activarse, la luz se encenderá automáticamente. Suena bien, ¿verdad?

El problema es que no siempre es un indicador fiable. Investigadores de la Johns Hopkins University demostraron en el pasado que es posible desabilitar el led verde de la cámara del Macbook y que, pese a ello, ésta se mantenga activa y operativa. Y, por otra parte, un led encendido permanentemente puede alertarnos de un uso inadecuado de nuestra cámara, ¿pero qué ocurre si éste solo se activa una fracción de segundo? Y si lo hace, pongamos, cada 10 0 15 minutos? Es bastante probable que no nos demos cuenta, pero que alguien esté «fotografiándonos» cada pocos minutos.

Entiendo, por supuesto, la preocupación por el efecto nocivo que las tapas para la cámara pueden tener en el hardware del Macbook, pero algo que no puedo dejar de pensar, teniendo en cuenta que este tipo de complementos ya tienen bastantes años, es que Apple no haya seguido el camino que, progresivamente, van adoptando otros fabricantes: que el propio ordenador incorpore algún sistema para cegar la cámara siempre que el usuario no quiera emplearla. No vivimos buenos tiempos para pedirle fe y confianza a los usuarios, ahora son las tecnológicas las que tienen que trabajar por lograr que los usuarios vuelvan a concederles su confianza.

/psg