El lateral brasileño Dani Alves, ha sido detenido durante esta jornada en Barcelona luego de que se hiciera una denuncia en su contra, debido a una posible violación a una chica en una discoteca de aquella ciudad el pasado 30 de diciembre.

La jueza instructora del juzgado de Barcelona aceptó el ingreso en prisión sin fianza para el jugador internacional brasileño, luego de la petición de la Fiscalía y de la acusación ejercida por la denunciante. La magistrada considera que presenta un elevado riesgo de fuga, al residir afuera de España, en México.

Dani Alves declaró al respecto de esto este viernes en una comisaría. Tras ello quedó detenido y enviado a prisión.

La víctima denunció al futbolista por tocamientos no consentidos en el local durante las pasadas vacaciones navideñas. El jugador fue denunciado el 2 de enero y ahora ha prestado declaración en comisaría. El lateral arriesga hasta 10 años de prisión.

Por Ignacio Soto Bascuñán