Al menos 10 personas murieron y otras resultaron heridas a raíz de un tiroteo masivo que ocurrió al este de la ciudad de Los Ángeles, después de la celebración del Año Nuevo Lunar que atrajo a miles de personas.

Según lo expuesto por el Sargento Bob Boese del departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles, dijo que el ataque se produjo en un negocio de la Avenida Garvey en Monterey Park.

También informó que el encargado de este terrible suceso era un hombre y además de esto sigue profugo de la justicia. “El sospechoso huyó de la escena”, manifestó a los medios de comunicación, el capitán Andrew Meyer, del Departamento del Sheriff de Los Ángeles.

Esta masacre ocurrió en Monterey Park, una localidad de unos 60.000 habitantes con una gran población asiática que está a 16 kilómetros del centro de la ciudad.

LOS TESTIGOS DEL TIROTEO

Uno de los testigos que es Seung Won Choi, quien es dueño de la parrillada de marisco Clam House, que está al frente de donde se produjo el tiroteo declaró a Los Ángeles Times que tres personas entraron corriendo a su negocio y le dijeron que cerrara la puerta.

Las personas también dijeron a el hombre que había un tirador con una ametralladora que llevaba varias balas encima para poder recargar.

Además el medio informó que este terrible episodio ocurrió después de las 10 de la noche.

/gap