El panel de expertos del Instituto de Salud Pública (ISP) autorizó este miércoles -por 5 votos a favor, dos abstenciones y uno en contra- el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V, convirtiéndose en la sexta inyección contra el covid-19 que se puede aplicar en Chile.

La aprobación es para mayores de 18 años, sin tope de edad, y no está autorizada para menores ni embarazadas, debido a que no fueron incluidos en los estudios clínicos.

Esta aprobación, permitirá la llegada de entre 3 y 4 millones de dosis que el Gobierno ya negoció con el laboratorio moscovita, lo que nutrirá el programa de inoculación masiva. Sputnik V, del laboratorio Gamaleya, se encuentra autorizada en más de 70 países, entre ellos, Argentina, México, Brasil y Hungría. Está conformada por dos componentes; el primero, un adenovirus de tipo 26 recombinante de replicación incompetente, es decir, que replica solo el SARS-Cov-2 para generar la inmunidad, similar a la vacuna de Janssen; y el segundo, un adenovirus de tipo 5, recombinante de replicación incompetente, que actúa como vector que codifica la proteína Spike, similar, en este caso, a la vacuna de CanSino.

La vacuna entonces es de dos dosis, donde se aplica el primer componente, y luego de 21 días, el segundo. En cuanto a la eficacia, la vacuna en adultos mayores de 18 años, incluidos adultos mayores de 60 años, fue de un 91,6% luego de 21 días después de la segunda dosis.

“Todos los estudios muestran que la vacuna tiene un buen perfil de seguridad, y la mayoría de los eventos adversos detectados fueron leves, no se informaron eventos adversos inesperados durante los estudios clínicos”, dijo García.

La doctora Verónica Vergara, jefa del subdepartamento de farmacovigilancia de la Agencia Nacional de Medicamentos (Anamed), profundizó el perfil de seguridad de la inyección, señalando que en el estudio en fase 3 presentado, el evento adverso más frecuente fue “de un cuadro similar al resfrío, de síntomas gripales” y “típicas reacciones en el lugar de la inyección”. También se identificó cefaleas, y náuseas y vómitos.

La vacuna está contraindicada para menores de 18 años, debido a que este grupo no formó parte de los ensayos clínicos, tampoco hay información para el uso en embarazadas.

/psg