Tras siete meses de debate, la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados marcó ayer un hito: despachó a Sala el proyecto de reforma tributaria sin cambios estructurales que alteraran el “corazón” de la iniciativa y, de paso, aprobando uno de los artículos más polémicos de la propuesta.

Se trata del impuesto al patrimonio -o también conocido como impuesto a la riqueza-, el cual logró siete votos a favor y cuatro en contra (de oposición).

Este tributo contempla dos tramos y considera a las personas naturales con domicilio o residencia en Chile que tengan un patrimonio -en el país o en el exterior- desde US$4,9 millones.

El primer tramo comprende entre ese umbral y hasta US$14,7 millones -equivalentes entre 6 mil UTA (Unidades Tributarias anuales) y 18 mil UTA- y se les aplicará una tasa marginal de 1%. El segundo segmento va desde los US$14,7 millones en adelante -o más de 18 mil UTA-, con una tasa de 1,8%.

Se estableció en la iniciativa que en 2024 empezará a regir solo el segundo tramo y posteriormente el primero.

“Ayer se cumplió un hito muy importante”, subrayó esta mañana el ministro de Hacienda, Mario Marcel, en entrevista con Radio Infinita. “Después de siete meses de tramitación se despachó el proyecto de reforma tributaria desde la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados”, agregó, destacando la profundidad de la discusión y las modificaciones que se le hicieron al proyecto.

“Va a ser un proyecto mejor que el que ingreso”, sostuvo el secretario de Estado. Dentro de eso, continuó, “hay temas que eran más controvertidos que otros. Uno de ellos es el impuesto patrimonial. Se le hizo una indicación importante poniéndole un límite global a la combinación de impuesto a la renta e impuesto al patrimonio para que no supere el 50% de la rentabilidad del capital”.

Dicho eso, habló sobre la recaudación que tendría este gravamen. “Estamos hablando de alrededor de 6 mil contribuyentes que tienen patrimonios superiores a US$5 millones, eso es bastante menos del 1% de los contribuyentes y, en términos de recaudación, genera una recaudación del orden del 0,4% del producto”, afirmó.

Así, acotó que el impuesto al patrimonio es un “componente importante” de la reforma tributaria, sobre todo pensando en la “progresividad del sistema tributario”.

/psg