Diputados presentaron un proyecto de ley para que las mascotas y animales domésticos puedan trasladarse en metro, tren o micro, de manera segura y sin sentirse discriminados.

Hasta hoy, la ley establece que los conductores tienen prohibido admitir a animales que molesten a los pasajeros o que impidan la circulación por el pasillo del vehículo. En el Metro de Santiago, por su parte, solo se pueden trasladar mascotas que quepan en canastos cerrados y acondicionados de hasta 60 centímetros, en este caso en brazos.

La iniciativa permite el transporte de mascotas sin excepciones, pudiendo ser rechazados solo por temas de seguridad. Si se define una regulación precisa, se podrán realizar cobros adicionales que no quedará a voluntad de quien transporte, sino que sería un adicional fijo y conocido por todos.

/gap