Después de 46 días sin actividad oficial, a raíz del receso por el Mundial, el Olympique de Marsella retomó su participación en la Ligue 1. Y lo hizo con una victoria consistente. En el Velodrome, el equipo más popular de Francia venció con propiedad al Toulouse por 6-1. Alexis Sánchez, el artillero del OM en la temporada, fue titular, encabezando el ataque. Eso sí, no hizo ninguno de los tantos.

La misión del elenco marsellés era no alejarse demasiado de los líderes, para así mantenerse en la pelea por clasificar en las copas europeas de la campaña venidera, específicamente en la Champions League. Considerando que el Paris Saint-Germain está escapado y tiene la primera opción de ser el campeón (algo de toda lógica), un objetivo más terrenal es ser subcampeón, para así acceder a la Liga de Campeones.

Cabe mencionar que antes del pitazo inicial, se le rindió un homenaje a Pelé, el astro brasileño que falleció este miércoles, a los 82 años. Los jugadores le brindaron un minuto de aplausos, seguidos por los asistentes en las tribunas, acompañado por imágenes de O Rei proyectadas en la pantalla del recinto.

Como ha sido durante el curso, Alexis Sánchez fue el centrodelantero del Marsella, en el 3-4-2-1 del entrenador Igor Tudor. Detrás del tocopillano, lo apoyaban en ofensiva Cengiz Ünder y Dimitri Payet. El turco se ganó un espacio ante las bajas del marroquí Harit y de Matteo Guendouzi.

Fue con una relativa rapidez como el Marsella fue encausando el triunfo. En los 13 minutos de juego, Valentin Rongier abrió la cuenta, conectando en el área un centro de Samuel Gigot, defensor proyectado en ataque. Antes del descanso, el cuadro local encontró el 2-0 con fortuna, gracias a un autogol del zaguero rival Rasmus Nicolaisen, en los 41′. Para el complemento, la diferencia se acrecentaría.

En los 52′, el bosnio Sead Kolasinac anotó el 3-0, sentenciando el partido con mucho tiempo por delante. Diez minutos más tarde, el capitán Dimitri Payet hizo el cuarto, asistido por Jonathan Clauss. En los 66′ llegaría el descuento del Toulouse, obra de Branco van den Boomen, mediante un lanzamiento penal, aunque esta anotación no iba a alterar el desenlace del encuentro.

En los 80′, Cengiz Ünder, a través de un tiro penal, convirtió el 5-1 para el Marsella. Y un par de minutos más tarde, fue el turno de Nuno Tavares para sellar la goleada tenística del OM.

Los números de Sánchez en los 90′ que disputó (datos de Sofascore) arrojan que no sumó remates a portería, tuvo un disparo bloqueado, contó con una ocasión clara fallada, 52 toques, dos pases clave y el 82% de precisión en los pases (28/34). También hizo dos faltas y registró 15 posesiones perdidas.

Entonces, el equipo del seleccionado nacional queda en el tercer lugar de la tabla de posiciones con 33 puntos, producto de 10 triunfos, tres empates y tres derrotas. Supera al Monaco de Guillermo Maripán y al Rennes. Los olímpicos están a cuatro unidades del segundo lugar, que lo tiene el Lens. El PSG es el sólido líder y candidato de fierro para ser el campeón, con 44 puntos. Por cierto, los parisinos son los únicos invictos de la liga.

/EMG