Esta mañana, el ministro de Salud, Enrique Paris, se refirió en Hablemos en Off de Radio Duna acerca de la interpelación que tuvo el día de ayer en la Cámara de Diputados, y también al estado actual del país frente a la pandemia, y específicamente, a los cambios que se esperan en cuanto al plan “Frontera Protegida”, que según ya indicó, debería anunciarse el día de mañana.

Con respecto al estado actual de la pandemia, el titular de Salud destacó que pese a la baja de casos que se ha registrado en el país en los últimos días – el día de ayer los contagios nuevos se cifraron en 902 – la pandemia “no se ha terminado”.

“Y creo que desgraciadamente, como esta ocurriendo en Inglaterra, en Holanda, en Estados Unidos, la variante Delta está entrando con una fuerza gigantesca, y afortunadamente nosotros tenemos una tasa de vacunación muy alta, pero nos va a producir un aumento de casos clínicos, sin -espero – aumento de mortalidad, y sin recargar mucho las unidades de tratamiento intensivo”, destacó.

En cuanto a si han realizado alguna estimación sobre cómo afectaría un contagio masivo de Delta en el país, Paris recordó que tenemos ya 32 casos en el país, “y la modelación que tenemos es que esta variante va a penetrar rápidamente, pero a diferencia de otros países, tenemos una tasa de vacunación muy alta, y estamos haciendo un estudio con 570 voluntarios tanto de Eleam como funcionarios de la Posta Central para justamente detectar que esta pasando y probar un shot de refuerzo (de la vacuna)”, destacó. Con esto, indicó, esperan ver qué está pasando con la tasa de anticuerpos.

En cuanto al tema de la frontera, el titular de Salud indica que “le produce harto problema”.

“Nosotros no nos podemos negar, legalmente, constitucionalmente, no le podemos negar el ingreso a los compatriotas, a los chilenos o a los que tengan residencia en Chile. No podemos hacerlo, y esa política la vamos a mantener, pero el tema está con los extranjeros”, indicó.

Esto, agregó, “lo vamos a discutir y lo vamos a presentar mañana jueves. Se creó una oficina, un departamento especial para este tema. Vamos a ponernos muy estrictos con la vacuna obviamente, pero el tema de la cuarentena, del PCR 72 horas antes, el tema de permanecer aquí en cuarentena y tomarse un segundo examen, eso lo vamos a mantener porque no podemos abrir las fronteras libremente con lo que estamos viendo en otros países”.

Sobre esto, indicó, los cambios que algunos proponen es que se permita mayor libertad para los extranjeros que tengan vacunas, y como en todo los temas, indican “hay que buscar un equilibrio”, pero el tema de homologación de vacunas “ha sido bastante difícil”, ya que no existe un sistema universal para certificar las vacunas contra el coronavirus.

“Los ciudadanos americanos por ejemplo, traen solo un cartón, no traen un código QR: es un cartón con el nombre de la persona”, detalló.

“Estamos conversando, el Presidente (Sebastián Piñera) está bien preocupado de eso con Relaciones Exteriores, con diferentes embajadas una forma de hacer ágilmente esa homologación”, agregó Paris.

Para los chilenos, por otra parte, podrían anunciarse algunos avances.

“Probablemente, pero no me atrevo a adelantar nada, sí van a haber algunos avances para los chilenos que vuelvan a Chile con todas sus vacunas puestas, pero siempre van a tener que quedarse en cuarentena hasta que no se hagan una segunda PCR”, indicó.

“Yo me sentí interpelado correctamente, lo que pasa es que las respuestas que el (diputado Crispi) esperaba no fueron de su agrado”
En cuanto a su interpelación llevada a cabo el día de ayer por su trabajo durante la pandemia, Paris indicó que para el proceso se preparó con anticipación y llevó cifras y datos, sin embargo el diputado Miguel Crispi (RD), quien estuvo a cargo de realizar las preguntas, no estuvo conforme con sus respuestas.

“Yo me sentí interpelado correctamente, lo que pasa es que las respuestas que el (diputado Crispi) esperaba no fueron de su agrado. Probablemente eso fue lo que produjo ciertos roces”, detalló. “El decía que yo no contestaba lo que preguntaba, y yo le dije que el no estaba conforme con las respuestas que yo le daba”.

En este sentido, destacó el titular de Salud, “me preparé con mucha anticipación, de hecho llevaba casi todo por escrito”.

“Iba preparado con cifras, con datos, pero parece que él quería respuestas más específicas en algunos casos. Yo se las traté de dar, y bueno, tiene derecho a no quedar conforme con las respuesta, así como yo tb tengo derecho a sí quedar conforme con mis respuesta”, agregó.

En cuanto a los dichos finales de Crispi, quien indicó que al no sentirse satisfecho con las respuestas daba por terminada con la interpelación, Paris indica que en realidad “el tiempo se había acabado”.

“Estábamos terminando la interpelación, en ese momento se terminó la interpelación, y él aprovechó eso para decir que terminaba la interpelación porque estaba descontento con las respuestas. La verdad es que en ese mismo minuto se cortó el tiempo”, indicó.

/psg