La vacuna contra el COVID-19 que está desarrollando la Universidad de Oxford junto con AstraZeneca estaría dando resultados “extremadamente prometedores”, los que incluso apuntan a una doble protección en contra del virus que ha generado una de las peores pandemias que ha azotado a la humanidad.

Los resultados de las primeras pruebas en humanos fueron adelantados por The Telegraph, esto antes que se publiquen los detalles en la revista científica The Lancet.

En lo concreto, la vacuna de Oxford habrían desarrollado anticuerpos como linfocitos o células T, estas últimas también capaces de combatir al virus y generadoras de una inmunidad más apreciable que la que dan los anticuerpos, puesto que su duración es mayor, implicando el doble de protección.

La publicación británica detalló que “es un momento importante (para la vacuna), pero aún queda un largo camino por recorrer”.

Tras un test en 500 voluntarios, en junio comenzaron una serie de ensayos más amplios con esta vacuna, que se realizarán sobre unas 15.000 personas de Brasil, Sudáfrica y Reino Unido.

Gran parte del avance de la investigación depende de la aparición de nuevas mutaciones del coronavirus, las que de ser profundas podrían alterar los trabajos. Si todo avanza como se espera, la distribución de esta vacuna comenzaría antes del cierre de 2020.

/psg