La semana pasada, el Presidente de la República, Gabriel Boric, concretó la tan esperada visita a la región de La Araucanía, la cual no estuvo exenta de hechos de violencia.

Uno de estos ocurrió en Concepción, siendo a su vez el tercero registrado en un el último tiempo en la zona, motivo por el cual el gobernador del Biobío, Rodrigo Díaz, pidió decretar estado de excepción.

Sobre esta solicitud se refirió el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, quien descartó extender esta medida, apuntando a que “no están las condiciones para decretar un estado de excepción en Concepción”.

“Ha habido tres hechos en la provincia de Concepción. Cuando hay hechos relevantes, normalmente hay una respuesta por parte de las organizaciones criminales dedicadas a este tipo de delitos“, agregó la autoridad.

Asimismo, Monsalve justificó esta negativa afirmando que “cuando hay detención o audiencias de sus líderes, o la visita de autoridades políticas a la zona, normalmente hay una respuesta, la que se traduce en aumento de hechos de violencia o hechos de violencia fuera de las zonas habituales”.

Finalmente, el subsecretario declaró que espera en los próximos días tener un comité policial en la región para “fortalecer las medidas de control y vigilancia para evitar que estos hechos ocurran”.

/psg