La ministra de Salud, María Begoña Yarza, en relación a la pandemia, afirmó que el país se encuentra en una especie de meseta de nuevos contagios y descartó que la letalidad haya aumentado.

En conversación con Tele13 Radio, la titular de Salud dijo que pese a que los contagios en las últimas semanas han variado entre los 8 mil y 9 mil casos, aún no se puede hablar de una post pandemia.

“En general, uno habla de las secuelas post pandemia pero efectivamente estamos en pandemia. Yo diría que llevamos 2 o 3 semanas en que estamos en un rango entre 9.500 y 8 mil casos”, afirmó.

En este contexto, dijo que “es como estabilizar, como una meseta (descanso), con algunas regiones que siguen más altas, sobre todo en el norte, y otras regiones como la región Metropolitana que ha ido disminuyendo la tasa de incidencia de casos”.

“Yo diría que es meseta, no me atrevería a señalar que estamos en descenso todavía, uno mira los informes diarios y hay harta variabilidad que tiene que ver con distintas cosas, pero cuando uno saca los promedios uno se da cuenta que estamos sí o sí en una meseta”, concluyó.

¿Quinta dosis?

Por otra parte, la ministra de Salud señaló que por ahora no valdría la pena aplicar una quinta dosis contra el COVID-19, sin embargo, explicó que sí sería necesaria para quienes aún no tienen la cuarta vacuna (o segunda de refuerzo).

“La cuarta dosis o dosis de refuerzo ha mostrado -cuando hay doble refuerzo- que estamos cubiertos, o sea que esto de los 6 meses efectivos que habíamos visto de la tercera dosis a la cuarta, o del esquema primario cuando empezó a caer y ahí se pone la primera dosis de refuerzo, esos seis meses ya no está corriendo para la cuarta”.

En este sentido, detalló que “cuando uno mira a las personas que tienen la dosis de refuerzo (la segunda de refuerzo o cuarta dosis), tienen una inmunidad efectiva no solo desde el punto de vista inmunológico sino que también del punto de vista de los riesgos”.

Por lo mismo, afirmó que por lo pronto no sería necesaria una quinta dosis. “Por ahora no, no vale la pena”, aclaró, sin embargo, fue enfática en señalar que “sí valdría la pena para los que no tienen la cuarta dosis”.

“Yo creo que esa es la medida más relevante y ahí lo que estamos comunicando va enfocado a ese grupo que está al debe, ese grupo de adultos hombres de 22 a 45 años, de 20 a 44 años, ese grupo de adultos jóvenes que trabajan o estudian”, concluyó.

/psg