Una final entre dos equipos tan parejos y dominantes solo podía definirse con una genialidad. O un par. Goles que hicieran gala de la superioridad con la que ambas escuadras enfrentaron el Campeonato Femenino de Transición 2020. Universidad de Chile y Santiago Morning se enfrentaron en el Sausalito para dirimir al mejor de la temporada, y en esta ocasión la magia estuvo de parte de las microbuseras. Envolvió los pies de Yenny Acuña y Karen Araya, quienes con una rabona y un sombrerito, respectivamente, decidieron la final en favor de su equipo. Golazos que no solo le entregaron el tricampeonato al Morning, sino que llena de valor agregado un torneo que supo entretener y captar la atención de todo el país.

Ambos equipos llegaron en igualdad de condiciones a Viña del Mar. Siete triunfos para cada escuadra, ninguna derrota, y solo una pequeña diferencia en cuanto a goles convertidos: 43 goles para las bohemias y 42 para las leonas. Con tales números, era evidente que la final se decidiría por mínimas diferencias.

Y una de las situaciones que pudo haber cambiado el destino de la final fue lo que sucedió a los seis minutos, recién comenzado el partido. Una seguidilla de errores defensivos en Santiago Morning permitieron que Yael Oviedo corriera sola frente al arco con pelota dominada. En un intento desesperado, Ámbar Soruco la derribó siendo última jugadora. La falta y expulsión eran evidentes, pero Montserrat Maturana, árbitra del encuentro, ni siquiera mostró amarilla. El foul fue pitado, pero la defensora, pese a la flagrante falta, quedó sin castigo.

Pocos minutos después la U volvió a asustar. Daniela Zamora, una de las figuras del encuentro pese a la derrota, aprovechó su velocidad para controlar y encarar un excelente cambio de frente de Yessenia López. Su disparo, no obstante, se fue a las manos de Ryan Torrero.

Las leonas eran ligeramente superiores y llegaban con más claridad al arco. Sin embargo, a los 16′ vino la genialidad de Acuña, luego de un excelente desborde de Karen Araya. La delantera ganó la posición y gestó una rabona magistral que ingresó justo en el ángulo, tornándose imposible para María Fernanda Zúñiga. Una maroma de ensueño que Acuña celebró llena de emoción, casi sin creerlo.

La U salió con todo en el segundo tiempo. Fue dominante, en busca del empate. Estuvo cerca de lograrlo, pero la portera Ryan Torrero se transformó en figura y mantuvo el arco en cero. A los 55′, un cabezazo de Bárbara Sánchez puso en peligro el arco microbusero, pero Torrero estuvo espléndida y despejó con una estirada de gran calidad.

Parecía que las leonas estaban cerca de la paridad cuando Karen Araya, a los 86′, desenvainó un sombrero magistral desde fuera del área que dejó sin opción a Zúñiga. Otro golazo, otra muestra de la calidad de un plantel que se corona como tricampeón invicto y clasifica a la próxima Copa Libertadores.

/