El cuartel general de la Policía de Investigaciones en calle General Mackenna fue atacado a pedradas la tarde de este miércoles por desconocidos, en momentos que pasaba el cortejo fúnebre de Luisa Toledo, madre de los hermanos Vergara Toledo, fallecida este martes.

El prefecto Cristián Meneses, jefe nacional de Asuntos Públicos de la PDI, relató que “en horas de la tarde, en circunstancias que una caravana fúnebre se desplazaba por calle General Mackenna en las afueras de nuestro cuartel general, una serie de sujetos desconocidos por el momento, premunidos de piedras y elementos contundentes sin mediar ninguna provocación del personal policial comenzaron a lanzar estos objetos en contra de las dependencias de este cuartel”.

“Causaron diversos daños, quebrazón de vidrios, daños a vehículos particulares de nuestro personal que se encontraban estacionados en las inmediaciones. Se realizaron una serie de rayados en las paredes del cuartel y producto de esta acción resultó lesionado un oficial policial con lesiones en su rostro que en este momento están siendo evaluadas en nuestra clínica institucional”, agregó.

Meneses dijo que cuentan con grabaciones de cámaras de seguridad que registraron los hechos y que los primeros antecedentes, que se pondrán a disposición del Ministerio Público, respecto a los responsables sugieren que “se trataría de sujetos que acompañaban esta caravana”.

Asimismo, se refirió a información de redes sociales respecto a una persona que habría recibido un perdigón en su rostro cuando funcionarios de la PDI salieron a enfrentar a los sujetos. “En relación a una persona que supuestamente estaría lesionada por parte de personal nuestro, no tenemos información, no hemos recibido denuncia y estamos a la espera de cualquier información respecto de esta situación”, señaló.

El prefecto sostuvo que “en el momento en que comienza esta agresión” el personal “hizo uso controlado de elementos disuasivos”. Utilizaron escopetas, efectuaron algunos disparos y se utilizó gas.

/gap